Metodología de Cohousing Verde

Ofrecemos un servicio profesional de acompañamiento durante todo el proceso

La gran mayoría de grupos que arrancan un proyecto de Cohousing en España no tienen éxito por no acudir a un servicio de acompañamiento profesional durante el proceso. Nuestra metodología es:

  • Sistémica. Para abordar un proyecto de Cohousing hay que trabajar en 5 áreas: la Comunidad, la Cooperativa, la Economía, el Suelo y la Bioconstrucción. Todas son importantes y todas están estrechamente relacionadas. Por ello, proponemos trabajarlas de forma conjunta durante todas las fases del proyecto.
  • Por fases. Los proyectos de Cohousing tienen que construirse de forma secuencial, permitiendo a la comunidad tener espacios para la entrada y salida de personas. Cada fase que se atraviesa incrementa el compromiso de sus miembros con el proyecto.
  • Dinámica. Garantizamos que nadie se va a aburrir. Nuestros Talleres están diseñados sobre la base de dinámicas de trabajo que facilitan la participación de todos los miembros de la Comunidad sin perder de vista los objetivos.

Esquema de nuestra metodología

FASE 1. TALLERES DE AFINIDADES

El grupo semilla diseña los pilares básicos del proyecto: valores comunes, normas generales de convivencia, ubicación, tipo de vivienda, dimensiones, precio máximo, referencias arquitectónicas, etc.

FASE 2. TALLERES DE PERSONAS ECONOMÍA Y SUELO

Mientras se buscan suelos acordes a lo decidido en la Fase 1 para elegir dónde vamos a vivir, se realiza un presupuesto pormenorizado y se analiza la viabilidad económica de cada familia de cara a la financiación. A su vez, se crean unos Estatutos en Derecho de Uso para formar una Cooperativa y se empieza a negociar con las entidades bancarias.

FASE 3. TALLERES DE DISEÑO

Una vez que hemos encontrado nuestro suelo, el grupo diseña sus casas y los espacios comunes del Cohousing en Talleres participativos, y en colaboración con arquitectos.

FASE 4. CONSTRUCCIÓN Y GESTIÓN

Cohousing Verde garantiza la viabilidad del proyecto en términos económicos y en plazos, en todas sus facetas desde el punto de vista de la cooperativa. Es decir, salvaguardando no solo los aspectos técnicos de la gestión, sino también los ideales que han llevado a impulsarlo.